La Seguridad Social cae en picado. Ahora, los planes de jubilación privados también lo harán

01.09.2017

Este artículo es aterrador y muy informativo a la vez. No es noticia que los planes gubernamentales de beneficios sociales, como la Seguridad Social, las becas para estudiantes, están en crisis. Algunos poco a poco, otros rápidamente, pero todos tocarán fondo en los próximos años y los políticos no se ponen de acuerdo sobre cómo arreglar este problema.
Siendo honestos, sólo existen tres formas de solucionar esto: disminuir los beneficios, subir los impuestos o una combinación de las dos; y encontrar algún político que se atreva a apoyar estas medidas es casi imposible. La cuenta regresiva hacia el colapso continúa pero, ¿y el sector privado? Los planes privados de jubilación tienen que estar en mejores condiciones que los públicos, ¿no?
Pero, en realidad, los planes privados también están quebrando. Tal y como dice el artículo, el sector privado identificó que sus planes de jubilación tienen un déficit de fondos de 375.000 millones de dólares. Y con los años, ese déficit sólo va a crecer más y más.
Las contribuciones que se realizan a estos planes de jubilación se hacen asumiendo que las carteras de inversiones del mismo tendrán ingresos del 6%, 7% u 8%, una expectativa totalmente irreal. Los ingresos verdaderos se han acercado más al 3% o 4%. Si en el futuro cercano el mercado se derrumba, o comienza otra recesión, estos ingresos caerán hasta ser negativos, y la crisis de pensiones empeorará.
Hay corporaciones que están lidiando con esta situación mediante el cierre de sus planes. Están obligando a los nuevos interesados en optar por planes de contribución definida. Eso, a su vez, transfiere la carga al trabajador común, que normalmente hace peores inversiones que los profesionales. Estos hacen que el trabajador común corra el riesgo de quedarse sin nada si depende demasiado de las acciones justo antes de una corrección completa del mercado.
Así que, en efecto, los planes gubernamentales están quebrando, pero los privados también. Debido a suposiciones poco realistas y demasiados beneficios y promesas, el sistema pensionario está desmoronándose. Esta es otra razón más por la que deberías tener una reserva de activos seguros -como el oro-, para proteger tu cartera cuando todo el sistema colapse.