Buffett anticipa un derrumbe. Su dinero dice más que mil palabras

01.09.2017

Warren Buffett es conocido como el mejor inversor de valor del mundo. El oráculo de Omaha no persigue tras las modas o por modelos empresariales sin mucho fundamento, sino que estudia las valoraciones basándose en balances generales o declaraciones de ingresos. Busca tanto activos escondidos, como intangibles en la forma de marcas que no se registran en las declaraciones de ingresos.
También está al acecho de ganancias constantes y sólidas, las que no son fáciles de coartar o detener, para luego volver a calcular el patrimonio neto y el valor de la compañía tomando lo anterior en cuenta y así puede determinar si las acciones son "baratas" en relación a la valoración del mercado. Si en efecto lo son y tiene confianza en la administración de la compañía, adquiere una posición y espera pacientemente a que el mercado se percate del valor oculto. Cuando el mercado se percata de estos valores y se ajusta a ellos, Buffett obtiene buenas ganancias.
Sin embargo, esa no es la única manera en la que el famoso magnate gana dinero. También aprovecha las oportunidades de adquirir compañías buenas que de un momento a otro se encuentran en una situación financiera no muy estable. Esto tiende a ocurrir en momentos de pánico en los mercados. Buffett ha logrado esto en el pasado, como con Solomon Bros. en 1991, en medio de un escándalo de negociación de bonos o con Goldman Sachs, durante la crisis financiera de 2008. Sus ganancias en ambas oportunidades fueron enormes.
Para poder hacer esto es necesario contar con grandes cantidades de capital, que te permitan ser el valiente caballero que acude al rescate de las compañías en problemas.
Según este artículo, la fortuna de Buffett acaba de alcanzar un nuevo récord -casi 100.000 millones de dólares. Esto nos sugiere que el inversor considera que las valoraciones de la Bolsa son demasiado altas en este momento (de lo contrario estaría invirtiendo su capital en adquirir compañías) y que quiere una gran reserva de efectivo para ser de nuevo el valiente caballero durante el quiebre que se aproxima. Tiene preparado todo este dinero para poder adquirir gangas en el próximo derrumbe de la Bolsa. ¿Y tú?